Dióxido de carbono para la producción de textiles

El dióxido de carbono sustituye al ácido sulfúrico

Las cálidas toallas de baño de alta calidad son solo uno de los diversos productos fabricados en la mayor fábrica textil de Vietnam, Phong Phú Home Textile (PPH). Produce textiles para el hogar, como toallas y albornoces de algodón. Casi la mitad de su producción se exporta a Japón, Europa y EE. UU. La producción respetuosa con el medio ambiente, que preserva los recursos, forma parte de la filosofía de la empresa.

Un ejemplo de cómo se logra esto es el uso de tecnología efectiva y vanguardista para la fabricación de los tejidos. Como se genera un gran volumen de aguas residuales alcalinas durante la producción, la empresa pensó cuidadosamente en soluciones de tratamiento compatibles con el medio ambiente, lo que exige que el agua sea neutralizada con un ácido para eliminar su carácter corrosivo. Después de que Messer haya llevado a cabo pruebas con éxito, se transformó el método de neutralización de aguas residuales alcalinas, pasando de emplear ácido sulfúrico a utilizar dióxido de carbono (CO2).

El primer paso conllevaba dosificar el CO2 directamente en la tubería que conecta el tanque de neutralización y la fase biológica de la planta de tratamiento de aguas residuales. Sin embargo, el aumento de la producción de la fábrica significa que la necesidad de CO2 es significativamente superior en ocasiones. Con el fin de facilitar una inyección eficiente de esta cantidad mayor de CO2, Messer ha integrado también un reactor de tubo en el conducto de aguas residuales existente para disolver el CO2 de forma más efectiva generando turbulencia en el agua. El dióxido de carbono es más ecológico, seguro y fácil de dosificar que los ácidos minerales, como el ácido clorhídrico, sulfúrico o nítrico.

Recomendar:

Idioma