Congelación rápida de helado

Puro placer frío

Los helados en crema obtienen una capa de chocolate crujiente gracias a la congelación rápida con nitrógeno líquido. Se consigue un recubrimiento uniforme del helado mediante una breve inmersión en un baño de nitrógeno líquido. Para ello se sumerge el helado primero en nitrógeno líquido enfriando la superficie hasta que la capa que se forma al sumergir el helado posteriormente en salsa de fruta o chocolate se congele de forma rápida y uniforme.

Mediante más baños alternados con la salsa y nitrógeno líquido, se puede determinar el espesor del recubrimiento. El último baño en nitrógeno líquido enfría tanto el helado que puede envasarse sin que se derrita.

Recomendar:

Idioma