Descarga del artículo:

"Hacemos gases a partir del aire"

Messer patrocina el Big Air Package de Christo y da visibilidad a los gases

Big Air Package, la exposición de Cristo, estuvo abierta al público del 16 de marzo al 30 de diciembre en el Gasometer Oberhausen. Messer, el mayor especialista privado en gases industriales de todo el mundo, patrocinó la exposición para promover la concienciación sobre el uso de los gases industriales, esos elementos invisibles que contribuyen a la producción y la protección del medio ambiente.

Messer, una empresa familiar, produce y vende los componentes del aire, nitrógeno, oxígeno y argón, gases nobles y otros gases, como dióxido de carbono, helio e hidrógeno. La empresa es especialmente conocida en el sector, ya que los gases son necesarios en casi cualquier operación de producción: desde el pan hasta los smartphones. No obstante, el ámbito de los gases industriales parece tan invisible como sus productos. A Stefan Messer, propietario y Consejero Delegado de Messer, le gustaría cambiar ese hecho: "Nuestro eslogan, Hacemos gases a partir del aire - Gases for Life, deja claro el objetivo de nuestra empresa y nuestra cultura corporativa". Está concebido para demostrar la diversidad que ofrecen los fabricantes de gases industriales y, al mismo tiempo, la responsabilidad que caracteriza las acciones de la empresa. Messer quiere mostrar que los gases suponen una alternativa respetuosa con el medio ambiente para numerosos procesos.

Uso sensato de los gases industriales

Los gases son tan importantes como el agua y la electricidad en muchos procesos de producción. Son visibles como dióxido de carbono chispeante en las bebidas. Los faros de xenón, las linternas de criptón y los alimentos envasados en una atmósfera modificada hacen referencia a ellos en sus nombres. Sin embargo, en la mayor parte de productos, siguen siendo invisibles. Por ejemplo, se utilizan para producir papel, helado, turbinas eólicas, coches y airbags, azulejos, cerámica y grifos de agua. También se recurre a ellos a menudo para el reciclaje de productos, donde junto con otras ventajas, ofrecen una alternativa respetuosa con el medio ambiente: el nitrógeno criogénico se emplea para recuperar CFC de frigoríficos antiguos de forma ecológica. Las bajas temperaturas obtenidas gracias al hidrógeno se aprovechan también para reciclar mangueras de jardín hechas de PVC. El dióxido de carbono sustituye a los ácidos minerales en el tratamiento de aguas residuales. El agua potable se trata con oxígeno, ozono y dióxido de carbono. Además, el papel se puede blanquear sin usar ninguna sustancia química, sino tan solo ozono. Por tanto, gracias a Gases for Life muchos productos químicos resultan superfluos.

Descarga del artículo:

Recomendar:

Idioma